Ser feliz da miedo

Cuando conoces la felicidad y has vivido situaciones intensas que te han llevado al límite de tú resistencia emocional o has sentido ese golpe de adrenalina que te hizo perder la fuerza de tus piernas y la respiración: Lo único que sientes al tomar conciencia que eres nuevamente feliz, es Miedo.

Sí, un miedo irracional de perder esa mágica felicidad que te envuelve en ese instante. Como aquel momento cuando perdiste a uno de tus seres queridos, o te llamaron para darte esa mala noticia que te cambio la vida para siempre.

Temes que pase algo contundente que te va a hacer perder esa estabilidad que conseguistes con el trabajo que pensabas ideal para ti, o que de un momento a otro vas a volver a pasar por las mismas carencias que algún momento ya sufristes.

Temes que la decisión o la acción de una persona externa a ti puede afectar la vida que has podido retomar, quieres mantener o que siempre has soñado.

Sientes muchas cosas, entre ellas ese instinto natural y espontáneo de mantener el bienestar que te brinda ese efímero estado de placer, o esa motivadora fuerza que te impulsa cuando te encuentras en el proceso de buscar la felicidad, caminando un día y otro tras ella para alcanzarla aunque una fuerza extraña la ponga tan lejos de tí como siempre estuvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s