No me acostumbro

Han pasado quince meses y mi vida ha cambiado radicalmente. Mi rutina es otra, también lo son mis prioridades. Mi forma de ver la vida tiene otro matiz y mis valores han cambiado de orden, escala y severidad. Pero hay algo que no ha cambiado………

No ha cambiado mi necesidad de llegar a casa y encontrar a mis hijas. . . .

No me acostumbro a sentir ese vacío cada noche, cada día, cada fin de semana. No me acostumbro a voltear de forma automática cada vez que escucho la voz de un pequeño al llamar a su papá. No logro sacarme del corazón ésta necesidad de protegerlas y querer tenerlas junto a mi. No termino de entender que ya no tiene valor inventar historias infantiles para antes de dormir si ellas no están para escucharlas y que ya no tengo porque ver Disney Channel o Discovery Kids, pues no estoy acompañandolas. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s