Posteado por: Néstor Augusto León Torrealba | 19 noviembre, 2009

Corazón en marcha (2da versión)

Apretaba el pie hasta el fondo del acelerador y lo único en que pensaba era en cuanto deseaba que todo acabara. Sentía impotencia, rabia, miedo, tristeza, nostalgia e indignación. No quería parar, solo deseaba desaparecer y dejar de sentir.
Se encontraba completamente hipersensibilizado a cualquier sentimiento. Tanto, que de pronto no podía respirar ni sentir sus piernas o brazos, pero no lo abandonada ese deseo irracional de continuar su carrera.

Mientras luchaba con ese remolino de sentimientos solo podía llorar, no podía gritar y mucho menos hablar. Su garganta se había convertido en un enorme nudo que le robaba todo el aire. Hace poco tiempo era tan solo un niño y ahora se sentía un hombre, pero uno con el corazón destrozado y vuelto añicos. Meses antes sentía que se las sabía todas, que era invencible y el rey del mundo. Ahora estaba sumido en un hueco que lo mantenía flotando en una perenne caída libre que no terminaba. Afortunadamente para él, su cobardía o el poco de razón que le quedaba le hacÍa volver en si y recuperar la razón.

Recién se acababa de dar cuenta que estaba enamorado y no era correspondido. Ella era una mujer muy hermosa, de una piel impecablemente lozana, tersa y de un color durazno que provocaba acariciar. Desde el primer momento que la conoció, fue muy atenta y agradable con él y con su padre. Se le veía tan segura que no podía quitarle los ojos de encima. Su esencia impregnada toda las áreas del salón donde se encontraban y su presencia se notaba en todo cuanto había en esa casa. El estaba completamente atontado y no podía dejar de mirarla, por eso pensó que estaba halagada con su atención y eso le impedía darse cuenta que había causado exactamente el mismo efecto en su Padre.

Hoy se entero que su gran amor y su padre se habían hecho amantes. Por un lado se sentía traicionado por el hombre que mas admira y por el otro golpeado por sentir inalcanzable a la mujer de sus sueños. No sabía como manejar esa situación, le hubiese gustado dar un salto con garrocha hasta el momento en todo su dolor se hubiese pasado pero su corazón no desaceleraba y no podía parar la carrera que mantenía en su pecho. Luego de mucho tiempo pudo entender que esa vivencia le había permitido activar su sensibilidad y era el detonante que lo ayudó en convertirse en el exitoso escritor que sería veinte años después.

 
Nalt 25-10-09

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Álbum

de fotos

Hommytop - Demasiado cómodo

Diseño de elementos y articulos de uso personal para comodidad de la vida cotidiana

"Laberinto donde no existe tiempo ni lugar"

Bitácora de reflexiones y pensamientos.

Vida Bizzarra

En que momento la locura y la cordura se mezclan?

D´Mis Demonios y D´Mi Amor ...

. . . . . Girl, angel playing in the Hell ... (( ƸӜƷ )) . . . ( ... De la perdida total al cielo mismo ... )

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

Diario de un fumador empedernido.

Lo que pienso mientras me lleno los pulmones de humo.

Mi Pensamiento Extra

De: Wilfredo Sánchez

el absurdo

Mi absurdo poemario

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

En veremos

Cuentos de Matías Castro Sahilices

Otra Maleta

En Caracas

PREDICAD (Mc. 16:15)

Sembradores de la Palabra

#Franrejon blog - Investigador Docente

"Creando ventajas estrategicas hoy con los estandares sociales del futuro"|Blog profesional y personal

A %d blogueros les gusta esto: