No se lo dije…

Cual cronica de una muerte anunciada, creemos tener la razón sobre el desenlace negativo de un proyecto que es importante para otra persona y nos sentimos en la obligación de advertirle que su plan va a fallar y sufrirá una terrible decepción.

Pero cuando es uno quién desarrolla un proyecto y se encuentra con malos augurios de las personas de quién espera recibir apoyo, se siente traicionado. Tal vez por eso, yo prefiero no contar mis planes hasta que ya son una realidad.

El punto es que nadie puede aprender por cabeza ajena y solo desde una percepción particular se puede definir la transición de un futuro deseable hacia un futuro posible.

Por ello, es conveniente guardarse las observaciones negativas, brindar el mayor apoyo y en todo caso ofrecer las criticas constructivas que según tu opinión personal puedan contribuir al éxito.

Pues mas vale llegar a pensar No se lo dije… a tener que decir: Yo te lo dije…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s