Muere la Honradez

Al nacer “La Tristeza” fue entregada en brazos de “La Riqueza”, quién aceptó encargarse de ella esperando tener un sirviente fiel y económico.

Por eso “La Tristeza” no conocía el afecto ni la consideración y prefería estar con los animales, antes que compartir con otros ser humano.

Era vestida de harapos y su mirada no dejaba de expresar esa sensación de desasosiego inconsolable que no permite divisar tiempos mejores.

Así fue creciendo “La tristeza” dejando poco a poco sus formas de niña con piel de cobre y rasgos indígenas para convertirse en una tímida pero hermosa adolescente que pasaba desapercibida entre todos aquellos que a su lado intentaban vivir la vida con alegría y optimismo.

Por eso fue tan extraño que “La Honradez” hubiese notado su presencia al pasar por el pueblo y haya decido encargarse de ella.

La imagen desprotegida e indefensa de “La Tristeza” cautivó de inmediato a ese hombre mayor de piel blanca como la leche y cabello plateado, que desde su juventud tuvo la innata necesidad de brindar protección a los demás.

Para “La Honradez” no fue difícil obtener la aprobación de “La Riqueza” pues para ese momento ella no consideraba que “La Tristeza” tuviese algún valor. Tanto, que ni en su casa notaban su presencia o su ausencia.

Complicado fue para “La Honradez” ganar la confianza de “La Tristeza”. Por eso le prometió que no la tocaría ni le haría daño y le aseguro que lo único que esperaba era brindarle protección.

Ella se cambió los harapos que llevaba y se puso una muda de ropa que “La Honradez” le entregó y accedió a ir con él.

A partir de eso, “La Honradez” se estableció en el pueblo y aunque para ojos de todos “La Tristeza” ya era su mujer, durante muchos años él mantuvo su palabra de no tocarla.

Con el tiempo ella aprendió a quererlo y quiso brindar su agradecimiento entregándose a él convirtiéndose en su mujer.

Es así como nacen de “La Tristeza”, El odio, la antipatía, el mal humor, el capricho y la rebeldía.

Pero no fue mucho el tiempo que “La Tristeza” y “La Honradez” compartieron su vida.

Pronto muere “La Honradez” dejando sola a “La Tristeza” con la esencia de su personalidad y al “Odio” siendo apenas solo un niño con la responsabilidad de su madre y sus hermanos.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s