Cuidado con la felicidad.

​Si, ten cuidado con la felicidad, pues por ser etérea, efímera y escurridiza. Puede esconderse en tu cotidianeidad y pasar desapercibida.

Y si decides salir a buscarla cuando se encuentra camuflajedada entre esos pequeños detalles aparentemente insignificantes de tu día a día, pudieras perder tu vida intentando alcanzar algo que ha estado siempre al alcance de tu mano. Descubriéndola cuando sea tarde, pues corres el riesgo de quedarte inmerso en la perenne añoranza de aquellos tiempos pasados mejores.

Pero si por alguna razón, la descubres a tiempo y decides disfrutar cada uno de esos momentos. No caigas en la tentación de querer atraparla, intentando que se mantenga invariable a través de toda tu vida, pues puedes sufrir la inminente frustración de entender que todo cambia constantemente.

Sin embargo, es allí, en esas posibilidades de cambio que debes disfrutar de esos múltiples momentos de felicidad que van construyendo tus experiencias de vida.

Por lo que nunca debes dejar de preguntarte ¿eres felíz?

Te impresionaras la gran cantidad de veces que tu respuesta será: Si.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s