Planteamiento del Problema en el Proceso de Diseño Industrial

En todo proyecto de investigación es muy importante organizar las ideas y cada uno de los temas que conforman el objeto de estudio. Por tanto, en un proceso de diseño el proceso de investigación es clave y muy importante, pues permitirá mantener clara cada una de las premisas necesarias para desarrollar tu proyecto de diseño.

Lo primero es tener claro cuál es el problema que estamos atacando, es decir, cuál es el problema que queremos solucionar. Para esto, es importante que sepamos definirlo y plantearlo. Porque se convertirá en el fundamento para desarrollar cada una de las fases del proceso de diseño.

Para plantear correctamente un problema, es importante que respondamos lo que se conocen como: las interrogantes de investigación, que son todas esas preguntas que nos hacemos para conceptualizar el problema. Con la finalidad de lograrlo, debemos responder cada una ellas de una forma clara y concisa; y no me refiero a enumerarlas o responderlas, como si estuviéramos en el colegio, colocando: Pregunta tal, Respuesta tal, No.

El objetivo es conceptualizar y analizar cada interrogante, respondiéndola en nuestra mente; y la primera de ellas es el Qué, es decir, identificar: ¿Qué está ocurriendo? ¿Qué lo origina? ¿Qué lo causa?

La segunda pregunta a respondernos, aunque similar a la anterior, expresa otro enfoque, es el ¿Cuál? o ¿Cuáles son los elementos que conforman este problema de

¿Diseño? ¿Cuál es la estructura del problema? ¿Cuál es la causa? ¿Cuál es la situación problemática? ¿Cuál es el entorno de la situación?

Luego podemos preguntarnos sobre ¿Quién o quienes la originan? y ¿A quién afecta? Para obtener luces, respecto a todos los involucrados, afectados y stakeholders o todas las personas de interés relacionadas con el problema de diseño. Pues hay muchas partes, que desde distintos ámbitos pueden estar involucradas, tanto con la situación problemática como con la posible solución de diseño.

La siguiente interrogante es el ¿Por qué?, aunque es parecido al ¿Qué? está más enfocado a dilucidar la razón que lo origina. El ¿Por qué se da? ¿Por qué ocurre? Hay muchos porqués, que identificar para sus respuestas nos permitan entender la situación problemática.

Luego tenemos el ¿Cómo? pero no visto desde la perspectiva de ¿Cómo lo voy a solucionar? sino del ¿Cómo lo han solucionado las demás personas? o ¿Cómo plantean la situación problemática? En esta fase del planteamiento del problema de diseño, el ¿Cómo? nos permitirá definir los antecedentes básicos que otros han podido brindar para dar soluciones al problema.

Probablemente, una situación que tú estás identificando por primera vez, otro pudo haberla detectado antes y pudo haberla atacado o intentado solucionarla de otras formas. Les pongo un ejemplo: La imprenta de Gutenberg, fue un invento que cambió definitivamente el mundo y le permitió a la humanidad dar grandes pasos para salir del oscurantismo de la media, pero les pregunto ¿Si Johann Gutenberg no hubiese diseñado la imprenta, alguien más lo hubiese hecho?

La realidad es que tal vez otra persona lo hubiese hecho en Occidente. Tanto es así, que existen indicios históricos que demuestran que en China inventaron la imprenta antes que Gutenberg. Incluso a los chinos, se le atribuyen otros tres grandes inventos históricos y revolucionarios: La pólvora, el papel y la brújula.

Quiero decir con esto, que las sociedades van evolucionando en función de las situaciones y experiencias que van viviendo; y es a partir de estas que, de forma general, se van preparando para solucionar diferentes problemas de diseño. Es decir que ese problema de diseño que estás visualizando hoy, probablemente otra persona lo va a ver o ya lo vió, y si tú no haces nada, otra persona lo va a ver mañana o lo está viendo en este momento, en otro lado del mundo o en una situación distinta.

Si tu no haces algo, otro lo va a hacer. Si tu no actúas, otra persona, en otro lugar, puede estar teniendo la misma idea que tú y lo puede hacer. Por eso debemos conocer ese ¿Cómo? Para identificar los antecedentes existentes alrededor del problema. Más adelante volveremos a trabajar en función de los antecedentes, pero vistos desde la perspectiva de la investigación no del problema de diseño.

Hay dos interrogantes más que son muy relevsntes5. Una de ellas es el ¿Dónde?, como clave para establecer el lugar en donde se desarrolla la situación, si es regional, es nacional o internacional. Esto te va a plantear el ámbito geográfico del objeto de estudio, el cual, servirá para dar la solución a tu problema y para determinar los parámetros de tu diseño.

El dónde, más allá de plantear la ubicación, también se ve afectado por el momento histórico en el tiempo, por ejemplo, si evaluamos el caso de Venezuela, que es el país donde estoy, vemos que este país tiene una situación muy particular en este momento, como la carencia de agua o fallas en la energía eléctrica, entre otras cosas, pero resulta que no siempre fue o será así. Además, han existido a través del tiempo, muchos otros países que padecieron estos mismos problemas, y lo solucionaron, planteando una serie de normas, o creando mecanismos y situaciones para solucionarlo; y esas soluciones como referencia, nos pueden servir a nosotros de antecedentes para plantear la situación solución similar para Venezuela.

La última de las interrogantes necesarias a evaluar, es el ¿Para qué? Y define como sus palabras lo implican, el para qué voy a dar solución a este problema de diseño. Las respuestas a los para que, son las que nos van a permitir definir la Justificacion de tu proyecto y en consecuencia el Objetivo General, el cuál a su vez, dará pie a los Objetivos específicos de la Investigación. A partir de estas argumentaciones es que vamos a desarrollar el Proyecto de investigación que nos llevará a desarrollar un Proyecto de Diseño.

La respuesta del Para qué, es la médula espinal o el motor que genera un compromiso para solucionar el problema de diseño. Entonces al momento de redactarlo con el planteamiento del problema, vamos respondiendo cada una de sus interrogantes, hasta llegar al Para qué, el cual, como último párrafo del planeamiento, concretará el Objetivo general, donde estarán inmersos los objetivos específicos, y convertirá en el enunciado y el nombre del proyecto de diseño.

Por tanto, hay que ser conciso en la redacción de cada párrafo y de cada una de éstas respuestas a las interrogantes. Como te decía, la idea no es que vayas anotando, preguntas y respuestas, sino que vayas justificando cada una de tus respuestas, para justificar – valga la redundancia – tu problema de diseño, de una forma clara, concisa, práctica y sencilla. Por eso te recomiendo que cada uno de los párrafos, se corresponda con cada una de las interrogantes; y que estos párrafos no sean de menos de 5 líneas, ni se excedan de once líneas. Porque, si las haces de menos de cinco líneas van a ser muy cortas y aburridas, y si los haces muy largos, probablemente te extiendas y te disperses o te desvíes de la idea concreta. Aparte que también puede volverse tedioso leer un párrafo demasiado largo.

En líneas generales, lo importantes es que tu planteamiento del problema, sea cónsono con el tema y lo suficientemente profesional, para que cualquier persona lo pueda entender. Para tales efectos, te invito a que te guíes de la Normas APA. La cual, se utiliza a nivel internacional para la redacción de trabajos escritos. Estas son revisadas y actualizadas regularmente para adaptarse a los nuevos requerimientos y te servirán para hacer un correcto uso de las citas de autor, y la correcta presentación de las referencias bibliográficas. Sean estas: páginas web, libros y revistas científicas, además de muchos lineamientos para redactar tu trabajo.

Debes tener en cuenta que, aunque tu Investigación esté enfocada a desarrollar un Proyecto de Diseño Industrial, y que probablemente estés orientado a dar una mayor importancia a la forma, lo estético, a la selección de los materiales y a la estructura, también debes prestar atención a la redacción de la Memoria Descriptiva del proyecto, la cual debe ser lo suficientemente clara y específica, pues va a servir para presentar los fundamentos de la investigación y justificarán su realización. De una u otra forma, es la que va a sentar las bases para demostrar que el trabajo es de tu autoría, y evite que alguien pueda inferir la existencia de un plagio.

Hoy en día, debido a la facilidad de conseguir información a través del Internet, es usual que algunas personas puedan tomar información y hacerla pasar por propia, mediante el uso del “copiar y pegar” para presentarlo como si fuese un trabajo propio. Eso es plagio. Por eso es muy importante que utilices tus propias palabras, en la redacción de tus contenidos y si vas a tomar información de otras fuentes o personas, lo hagas utilizando correctamente las comillas para citar de forma apropiada las citas de autor.

Es posible que puedas utilizar una idea de otra persona y utilizarla como referencia o parte de tu proyecto, pero tienes que dar los créditos respectivos. En el Diseño gráfico o en el Diseño de Interiores, es usual que los profesionales busquen orientación o inspiración en la visualización de otros trabajos. Por tanto, visitan galerías, revistas, páginas web, y evalúen tendencias para crear ambientaciones o diseños con una misma tendencia o estilo, pero en el diseño industrial, es muy delicado hacer esto. Podemos tomar inspiración de repente para una forma o un color, pero no para solucionar de la misma forma un problema en otro lugar, eso sería plagio.

La inspiración en nuestro caso, puede venir en forma de tomar una idea y “darle la vuelta” con la intención de solucionar otro problema de forma similar, pero igual debemos indicar de donde nos vino esa inspiración o idea y cuál es nuestra contribución o resaltar cual es el elemento innovador o valor agregado que como diseñadores industriales estamos aportando a ese objeto de estudio

Por lo pronto, es relevante que entendamos que el Planteamiento del Problema, es el punto de partida para gestionar un buen proyecto de diseño, sobretodo es porque con él fundamentamos las bases de un óptimo proceso de investigación.

Cuando yo era estudiante de diseño industrial, si tenías una idea que desarrollar, también era necesario investigar – en esa época no había el acceso a la información que tenemos en la actualidad – me pasó en alguna presentación, que luego de mostrar todo mi trabajo, llegó un compañero de clases y dijo ¡ah, pero eso ya lo yo lo he visto en tal lugar, cuando estuve viaje! Resulta que yo nunca había viajado a ese lugar y no tenía información sobre ese desarrollo, pero igual fue muy frustrante.  Eso te puede tumbar todo un proyecto. Hoy en día no tenemos excusas con las tecnologías de información de Comunicación, pues están a la orden del día.

En la actualidad tenemos disponibles muchas formas de buscar información: páginas web, libros y revistas digitales, redes sociales y aplicaciones, entre otras. Están allí, al alcance de nuestras manos, para que nosotros investiguemos. También es clave que aprendamos a buscar. Si no encontramos nada publicado previamente, pues es nuestra oportunidad para desarrollar nuestra creatividad, pero imagínate que no hayas investigado apropiadamente y luego alguien te diga – Tu producto no tiene nada de nuevo, yo ya lo he visto antes – Eso no debería ocurrir en la actualidad. No tenemos excusas para no hacer un buen proyecto de investigación y un buen proyecto de diseño.

Néstor A. León T. 03/06/2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s