La Ergonomía: Historia, Evolución, Transformación Conceptual, Salud y Seguridad

Historia de la Ergonomía:

El aumento de la productividad como uno de los principales objetivos de la ergonomía, también se convirtió en uno de los principales objetivos inmediatos en la posguerra, por tanto, los estudios que determinaban el esfuerzo físico de los trabajadores, como su velocidad de montaje, la proporción de sus movimientos y el levantamiento de pesos, determinaban la magnitud de su capacidad de producción; buscando la forma de reducir: los esfuerzos musculares realizados, y su amplitud y diversidad de los movimientos sin superar los límites tolerables.

Pronto con la mecánica y la evolución de la industria siderúrgica, empezó a aumentar el consumo energético y el descubrimiento de nuevas formas de energía, pero también aumentaron los accidentes. Así, entre los años 60 y 70 del siglo XX los estilos de producción fueron cambiado de la producción por lotes, hacia la producción en cadena, cambiando también las funcione de los operadores, pasando de la participación directa a una forma indirecta de inspección y control, disminuyendo la frecuencia de los accidentes, pero en algunos casos aumentando su gravedad debido a las cantidades de energía y de los procesos.

Luego con el avance de las comunicaciones se provocó una revolución en el mundo del trabajo que seguía dependiendo de la fuerza muscular y las capacidades físicas humanas. Con la llegada del ordenador se ocasionaron problemas contrarios, como una postura estática, la falta de movimientos del cuerpo o repeticiones excesivas de algunos movimientos articulares.

Sin embargo, durante la posguerra, la ergonomía no solo participaba en estos procesos de evolución de la industria de la fabricación. Participó también en el diseño de muchos nuevos productos y en la adaptación de estos a los usuarios. El desarrollo de la ergonomía ha sido continuo, y aunque los problemas fueron aumentando cada día, también aumentaron sus conocimientos con el desarrollo de métodos ergonómicos que se hacían cada vez más confiables y válidos.

Evolución y Transformación conceptual

Tras la necesidad de mejorar la eficacia armamentista que requirió la segunda guerra mundial, se dio inicio al interés por mejorar la relación de las personas con las máquinas, para que dependiesen menos de la fuerza muscular y sus capacidades físicas, y más de sus habilidades perceptivas y cognitivas. Empezándose a reconocer la interdependencia entre los factores humanos y los técnicos. Resultando más práctico diseñar las máquinas en función de las personas, bajo una noción del sistema usuario – máquina, dependiendo de sus capacidades sensoriales.

                Este desarrollo sobre bases de la investigación científica, se centra en un punto medio entre las ciencias tecnológicas, las ciencias humanas y las ciencias físicas. Lo que explica su estrecha relación con la Higiene Industrial y la Medicina Ocupacional o del trabajo, las cuales, aunque son consideradas disciplinas diferentes a la ergonomía, inciden sobre ella de una forma directa y en muchos casos se estudian y desarrollan de forma relacionada.

Según Sanders y McCormick (1993), la aplicación de la investigación psicológica en la industria, el desarrollo de nuevas tecnologías y el incremento de su campo de aplicación aumentó significativamente el número de profesionales dedicados a la Ergonomía, entre los años 1960 y 1980. De igual forma, la aparición de las primeras asociaciones de ergónomos contribuyó con la difusión, la aplicación y el desarrollo de los principios ergonómicos, generando ventajas que pueden evidenciarse no solo en la productividad, sino también en su confiabilidad, en la calidad, en la seguridad laboral, y en la satisfacción y el desarrollo personal de los trabajadores.

Salud y Seguridad

La dificultad para garantizar un entorno de trabajo en armonía con las tareas y actividades que realiza un trabajador, se hace cuesta arriba, por la gran cantidad de variables que intervienen en la realización de una actividad, más allá de las grandes diferencias individuales que pueden existir entre distintos operadores humanos, tales como: su constitución física, sus habilidades o distinciones culturales, que en muchos casos pueden llegar a ser difíciles de identificar.

Aunque se intente proporcionar un entorno flexible y se capacite a un operador humano para que realice sus tareas de una forma óptima y específica, no siempre se logra llevarlo a implementar efectivamente y el trabajador puede que siga manteniendo sus prácticas inadecuadas durante años.

                La mayoría de los conceptos relacionados con la salud y la seguridad laboral se aprecian en función de aspectos que resultan más por la ausencia de la realización regular de actividades óptimas y eficientes en el trabajo, en condiciones adecuadas, que por su presencia.   En el caso de la salud laboral, los datos se obtienen del análisis de registros detallados recopilados durante largos periodos de tiempo realizados en poblaciones, con el fin de identificar un enfoque epidemiológico que permite identificar factores de riesgo. La Seguridad por su parte, es medible en términos de la frecuencia y los tipos de lesiones y accidentes en función de sus factores causales.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Camargo, N. (s. f.). Diseño industrial y ergonomía. http://www.semac.org.mx. Recuperado 26 de mayo de 2022, de http://www.semac.org.mx/archivos/9-35.pdf

Laurig, W., & Vedder, J. (1998). ENCICLOPEDIA DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO – VOLUMEN I – ERGONOMÍA – CAPÍTULO 29. Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo – Gobierno de España. Recuperado 26 de mayo de 2022, de https://www.insst.es/documents/94886/161958/Capítulo+29.+Ergonomía

Leirós, L. (2009). Historia de la Ergonomía, o de cómo la Ciencia del Trabajo se basa en verdades tomadas de la Psicología. Revista de Historia de la Psicología, Vol. 30, 33–53. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3130680.pdf

Villarreal, C. (s. f.). LA ERGONOMÍA ES PARTE DEL PROCESO DE DISEÑO INDUSTRIAL. Sociedad de Ergonomistas de México, A.C. Recuperado 26 de mayo de 2022, de http://semac.org.mx/archivos/5-4.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s