El reloj no para de andar

Tras el reencuentro con los viejos amigos, no es fácil dejar de recordar esos momentos que dejamos atrás.

Nada como recordar risas, juegos, bromas y hasta las tristezas o los dolores para liberar nuestras emociones.

Aunque así como la verdad es relativa, los recuerdos que para algunos son los mejores de su vida, tal vez para otros no lo son tanto.

De nada sirve quedarse en el pasado escudriñando los recuerdos una y otras vez, pues el reloj no para de andar.

Asi como, de nada sirve solo soñar enfocándose en el futuro. Es mas importante actuar hoy, pues el reloj no para de andar.

Por eso, nunca dejes de crear nuevos recuerdos, pero tampoco de hacer tus sueños realidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s