Hoy nosotros, ayer nuestros padres


Hace casi 20 año que me fuí de la casa de mis padres. En ese momento me sentía ilusionado y con ganas de comerme el mundo. Tenía tan solo 17 años y lo único en lo que pensaba era en la persona que quería ser y en las metas que deseaba alcanzar. Lo menos que…