Cuidado con la felicidad.


​Si, ten cuidado con la felicidad, pues por ser etérea, efímera y escurridiza. Puede esconderse en tu cotidianeidad y pasar desapercibida. Y si decides salir a buscarla cuando se encuentra camuflajedada entre esos pequeños detalles aparentemente insignificantes de tu día a día, pudieras perder tu vida intentando alcanzar algo que ha estado siempre al alcance…

Ser feliz da miedo


Cuando conoces la felicidad y has vivido situaciones intensas que te han llevado al límite de tú resistencia emocional o has sentido ese golpe de adrenalina que te hizo perder la fuerza de tus piernas y la respiración: Lo único que sientes al tomar conciencia que eres nuevamente feliz, es Miedo. Sí, un miedo irracional de perder esa mágica felicidad que te…