Protagonista alternativo de mi destino


Esa mañana me desperté como cualquier otra mañana. Lo único diferente fue que apenas abrí los ojos,  sentí ese vacío que se instaló en mi pecho y que aún me acompaña. Nunca entendí que me hizo cambiar o de donde provino ese extraño impulso que me motivó a dejarlo todo, para alejarme de mi mundo…

Ni tan protagonistas


Cuando era un niño de unos cinco o seis años tuve la idea que todo el mundo giraba entorno a mi persona. Si mal no recuerdo, yo estaba seguro que al salir de un lugar todas las personas que allí estaban se quedaban inmóviles hasta que yo volviera como ocurre con los juguetes inanimados (pensarás…