Un rostro. Miles de circunstancias y recuerdos.


Es extraño reconocer en mí los rasgos de su rostro cada mañana en el espejo. Un rostro que dejé de ver hace mas de 30 años, y que se iba desdibujando en mi memoria con el paso del tiempo, pero que he logrado recuperar al dejar de pensar como hijo y empezar a ver la…

Viajando con Gabriel García Márquez «Yo no vengo a decir un discurso»


Justo cuando nos dieron la noticia que la ceniza volcánica nos obligaría a aterrizar a 800 Km. de distancia de nuestro destino planeado, venía yo sonriendo y disfrutando por los comentarios y la anécdotas de mi compañero de viaje: Gabriel García Márquez. En esta oportunidad lo seleccione como compañía para las mas de seis horas…

Viajando la imaginación


Leer un libro tiene el mismo efecto en mi imaginación que el emprender un nuevo viaje o trasladarme a otra dimensión con mi imaginación. Desde el mismo instante en que le ponen el sello a ese librito que certifica mi identidad internacional, se activa un proceso de metamorfosis de todo lo que me rodea, igual que cuando hago la selección…

Verguenza sin sentido


 Editar Practicando mi típico ejercicio de memoria, me puse a recordar. Empecé a evocar rostros, nombres y revivir imágenes que me llevaron a reflexionar hasta llegar con mi mente a aquel momento en el cual empecé a trabajar. Tendría unos nueve años y fue luego que papá en su intención de prepararme para un futuro…

Tal vez por eso me gusta leer


Desde que era muy chico descubrí que la lectura era un ejercicio de abstracción que me permitía hacer volar la imaginación, incluso antes de aprender a leer. Creo que de tanto ver a mi papá absorto leyendo unas historietas o novelas de vaqueros sin imágenes que coleccionaba e intercambiaba regularmente con el Señor Pedro el…

Mis Cordales 2


Hace dos meses las mandíbula empezaron a dolerme, me pareció extraño pues me extraje las cordales hace ya cerca de dos años. No le preste mucha atención y asumí que el estres me estaba haciendo apretar mucho mis dientes sin darme cuenta, pero también empecé a tener fiebre vespertina y a sentir malestar todas las…

Mi vida en temporadas


Para mi la vida no es como una novela que termina con un final definitivo, ni como una película que puede ser contada con imágenes en un par de horas y que a lo sumo pudiera tener una segunda parte o hasta una tercera. Para mi la vida es como una serie televisión, como las…

Mis Cordales


La primera vez que iba a ser padre y me enteré que la madre de mis hijas estaba embarazada, empecé a sentir malestares: dolores de cabeza, ganas de vomitar y una extraña molestía en mis mandíbulas que me fastidiaba al comer. Duré varios días o semanas con los malestares hasta que finalmente se me quitaron, mientras…

Hoy nosotros, ayer nuestros padres


Hace casi 20 año que me fuí de la casa de mis padres. En ese momento me sentía ilusionado y con ganas de comerme el mundo. Tenía tan solo 17 años y lo único en lo que pensaba era en la persona que quería ser y en las metas que deseaba alcanzar. Lo menos que…