Reflexiones de un desconocido – Canal de Youtube


Te invito a visitar nuestro canal de Youtube!

Visítalo y si te gusta Suscribete y dale Like.

Anuncios

Realidad ¿virtual?


Mucho se le pudiera criticar a la redes sociales, si consideramos que gran  parte de sus usuarios crean con sus publicaciones, post, comentarios e imágenes, una realidad virtual que no es necesariamente un reflejo muy fiel de su realidad actual.

Así podemos ver familias felices a las que en realidad no le faltan las discusiones, relaciones entre padres e hijos que se ven ideales mientras apenas se soportan, parejas perfectas que pueden distar mucho de serlo o profesionales exitosos que viven de fracaso en fracaso.

Dichas críticas se pueden basar tal vez en el argumento, que las personas usan estas herramientas para aparentar algo que no son, mostrándose a conocidos y desconocidos como quisieran ser; pero… ¿Cómo somos en realidad?

En lo personal considero que cada quien es quien quiera “ser” y no es cuestión de que haga algo o lo deje de “hacer” para serlo. Por lo tanto, si para ti eres integrante de una familia feliz y así lo permites, poco a poco las discusiones se irán pues estas vibrando con la felicidad.

Si consideras que la relación con tus padres o tus hijos es “ideal”, en eso se transformará pues estás liberándote de todas las resistencias que lo evitan.

Si deseas una relación de pareja perfecta, sólo tienes que serlo permitiéndole a tu pareja “ser” quien quiere ser, y permitiéndote a ti mismo “ser” quien quieres ser. Eso no te garantizará que esa sea la pareja que tú esperas, pero estarás mas cerca de atraer a tu vida a quien si lo será.

Igual pasa con el éxito, para qué crees que existen los fracasos si no es para acercarte al éxito. Nadie lo ha alcanzado sin antes haber tenido que intentarlo una y otra vez. Por lo tanto, no es por lo que hagas sino por quien eres, y si eres persistente y vibras con tu éxito, éste se materializará para ser parte de tu vida.

Viéndolo de esta forma, tu realidad en las redes sociales no tiene porque ser virtual, es “real” si para ti es un reflejo de la persona que eres. Da igual si te critican, pues no es por lo que tengas que hacer, sino por quien eres.

¡Sólo sé quién quieres ser!

Me gusta mi vida…


Con la llegada de las redes sociales aprendimos a decir “me gusta”. Nos acostumbramos a apreciar y disfrutar  las frases, imágenes y vivencias de nuestros contactos y amigos recuperados desde la infancia e incluso hasta de los nuevos amigos virtuales, que no son más que esos desconocidos que ahora creemos conocer más que hasta nuestros propios familiares.

Desafortunadamente hemos perdido la habilidad para decir “me gusta” a nuestras vivencias cotidianas que son propias de nuestra realidad. La mayoría de las veces le das “me gusta” a aquel paisaje que ha publicado algunos de tus contactos, en lugar de asomarte por la ventana para reconocer y disfrutar el hermoso paisaje que tienes a tu disposición todos los días para ti; y lo mismo puede ocurrir con el platillo espectacular que te muestran en una foto o el hermoso momento compartido públicamente, en lugar de identificar los “me gusta” que son sólo tuyos durante de recorrido diario.

Son muchos los pequeños detalles en nuestra vida que son merecedores de ese “me gusta” personal: paisajes, olores, sabores, pensamientos, sensaciones, emociones y hasta las acciones propias o externas que forman parte de tu vida; y que son reales, te pertenecen y tienes todo el derecho y el deber de reconocer, apreciar y disfrutar.

No necesitas que otros te muestren las cosas que te puedan gustar; ni buscar en el estilo de vida de los demás esa vida que quisieras vivir. Vive la tuya! Apreciala! Disfrutala! y descubre en todo momento cada “me gusta” que la hace real, especial y unica, pero principalmente tuya.

Nestorleont

“Interpretación personal basada en una de las técnicas del Círculo de Realización Personal de Francisco Giménez”

Estoy donde estoy y estoy bien


Todas las situaciones que vivimos a lo largo de nuestras vidas, encuentran su justificación a través del tiempo. Aunque no lo podamos ver o no lo queramos hacer. Todo! Si, hasta las matemáticas! Aunque pases la vida creyendo que por tu carrera o profesión no la necesitas. No es cierto, las usas a cada momento.

Por eso hoy más que nunca agradezco cada una de la experiencias que me ha tocado vivir. Todas! Las buenas, las malas, las regulares, las no tan buenas y las no tan malas. Las que esperé con ansiedad, las que viví por accidente o las que nunca quise que ocurrieran. También las que evite por miedo miedo; e incluso las que fueron simplemente circunstanciales.

Todas ellas en conjunto, me convirtieron en la persona que soy hoy.  Alguien que es capaz de decir: Estoy donde estoy y estoy bien, por lo que soy, por lo que tengo y por donde estoy. Alguien que es capaz de dar cada nuevo paso buscando mantenerse conectado con su abundancia y que pretende continuar con ese proceso de crecimiento personal que no termina ni con el término de la vida, pues trasciende más allá de lo individual para transformarse en un proceso colectivo de aprendizaje a través del entorno.

img_20170718_180916.jpg

Por eso, insisto en rescatar lo positivo de todas las situaciones, para que mi realidad de hoy sea como yo la visualizo y no necesariamente como la aprecian los demás. No porque la mía sea la correcta o mejor, sino simplemente porque es la mía y tengo el deber conmigo mismo de brindarme lo que considere es mejor para mí.

Sé que no puedo hacer que los demás vean las cosas como yo las veo. Por esa misma razón no tengo porque dejar que los demás influyan sobre mi visión de la realidad.

Tu también puedes hacer lo mismo. En tí está el poder de decidir  como te sientes y como te quieres sentir. Sólo tú puedes decidir como es tu realidad.

Néstor León T.

(Interpretación personal basada en una de las estrategias del Circulo de Realización personal – CRP – de Francisco Jiménez)

Mi Complejo de Super Heroe


Muchas veces empiezo escribiendo una cosa y resulta que me sale otra completamente diferente. Eso me pasó con esta nota: Cuando la empecé a escribir lo menos que imaginaba es que trataría sobre éste tema.

Lo mismo me ocurre regularmente con mis acciones. La mayoría de las veces actúo esperando ciertos efectos y obtengo resultados que ni remotamente esperaba. Creo que se debe a esa cualidad que he tenido desde muy pequeño y que defino como: Mi Complejo de Super Héroe.

La considero un “Complejo” no porque sea negativa o porque me haga sentir acomplejado o inferior, sino porque es difícil o complicada de definir por la cantidad de aristas que la componen; y de “Super Héroe” por esa necesidad de hacer siempre lo correcto y de ayudar a otros por encima de mi propio beneficio o seguridad.

El punto es que dicha complejidad me ha llevado a estar en situaciones cada vez mas extrañas y diversas (algunas ya se las he comentado y otras tal vez lo haga en el futuro en otras de mis reflexiones).

Muchas veces me recrimino yo mismo diciéndome que lo hago de forma inconsciente para llamar la atención o por dármela de santo ante los ojos de los demás, pero en contraparte tengo la habilidad innata de hacerme invisible, es decir que si fuese así ni siquiera estaría logrando mi objetivo.

Por otra parte, tengo la mala costumbre de ayudar a quien no me está pidiendo ayuda. En esos casos termino siendo un metiche que no es capaz de atender sus propios asuntos y solo pretende meterse en la vida de los demás.

Otras veces de tanto ayudar a algún ser querido, resulta que lo estoy menospreciando mientras evidencio mi soberbia y envío sin querer el mensaje de no creerlo capaz de solucionar sus problemas o emprender sus propios proyectos. En consecuencia, en lugar de recibir agradecimiento recibo recriminación.

En otros casos es fácil creer que por haber estado siempre dispuesto a “ayudar”, se vuelve una obligación y si no lo hago estaría faltando a una responsabilidad adquirida por uso y costumbre que me convierte de inmediato en el culpable de los resultados negativos cuando algo sale mal, y si me quejo es solo porque estoy haciéndome la víctima.

Es por eso que en definitiva hoy luego de muchos años creo que los “Super Héroes” no existen, aunque sé que existen muchos héroes anónimos que pasando desapercibidos logran que su mano derecha no se entere nunca de las acciones de su mano izquierda y que si en verdad quiero ayudar, es mas efectivo escuchar y brindar apoyo que dar soluciones a los problemas de los demás.

Néstor León
27/03/2012 4:59 pm

VIDA de Charles Chaplin


Vida

Ya perdoné errores casi imperdonables.
Trate de sustituir personas insustituibles,
de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas ,
mas también yo decepcioné a alguien

Ya abracé para proteger .
Ya me reí cuando no podía .
Ya hice amigos eternos.
Ya amé y fui amado pero también fui rechazado.
Ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad.
Ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos .
Ya llamé sólo para escuchar una voz .

Ya me enamoré por una sonrisa.
Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y …

Tuve miedo de perder a alguien especial
(y termine perdiéndolo) ¡¡
pero sobreviví !!
Y todavía vivo !!
No paso por la vida.

Y tú tampoco deberías sólo pasar …
VIVE!!!

Bueno es ir a la lucha con determinación
abrazar la vida y vivir con pasión.

Perder con clase y vencer con osadía,
por que el mundo pertenece a quien se atreve
y la vida es mucho más para ser insignificante.

Charles Chaplin

Mi vida en temporadas


Para mi la vida no es como una novela que termina con un final definitivo, ni como una película que puede ser contada con imágenes en un par de horas y que a lo sumo pudiera tener una segunda parte o hasta una tercera.

Para mi la vida es como una serie televisión, como las de Warner Channel, Sony Entertaiment Television o AXN.

Sí, como una serie por temporadas donde hay en cada nuevo capítulo un distinto tema, artistas invitados y hasta donde los protagonistas pueden morir y salir de la trama sin que la serie termine. En la vida como en las series por temporadas, puedes ver como un personaje cambia radicalmente simplemente porque cambiaron al guionista, al escritor o al director pero la historia continúa mientras que mantenga el rating.

Hasta tú personaje puede cambiar de serie y tener la suya propia y regresar luego como invitado especial.

En éstá serie particular que es mi vida y que lleva quién sabe cuantas temporadas pues no son necesariamente de a una por año (he vivido temporadas tan lentas y monótonas que han durado hasta una década y otras tan intensas que han durado 24 horas como la serie "24".

Mi serie particular no empezó conmigo pero aún no debo contarla desde el principio, pues no estaba presente y me falta por investigar algunos detalles. Además, estoy consciente que tengo una imaginación tan volátil que algunos recuerdos de pequeño no me pertenecen y son en realidad la imagen que hice en mi mente de las historias que me encantaba escuchar a los adultos, mientras les hacia creer que estaba absorto jugando cuando en realidad sólo disfrutaba de escuchar conversaciones de gente grande.

La primera de mis temporadas empezó mucho antes de yo nacer, creo que como 100 años antes (tal vez algún día escriba esa historia) y término como a los 9 años, cuando mi papá entendió que debía prepararme para cuando él ya no estuviese a mi lado, justo a esa edad cuando la responsabilidad llegó a mi vida como un grillete que me coloqué en el tobillo y que ya estoy acostumbrado a tener.

Mi proyecto de vida


Hoy llegue a la conclusión que una de las cosas que me ha hecho sentir sin motivos para seguir adelante, es que de una u otra forma he visto truncado mi proyecto de vida y lo debo reformular. Si, es como sentir que ya no puedes seguir viviendo en pro de las metas que tienes trazadas desde la adolescencia y ahora debes comenzar de nuevo, pero ya no tienes la misma edad. Creo que por eso he notado tanta semejanza en mis sentimientos actuales con los que tenía a mis quince años. Me doy cuenta que siento el mismo miedo al futuro que cuando estaba diseñando (sin darme cuenta) mi primer plan de vida y definiendo quién era la persona que quería ser. (Empecé a escribie este blog haciendome esa pregunta).
Estoy nuevamente preguntadome ¿Que me gusta hacer?,¿Cómo me veo dentro de 10, 15 0 20 años?,¿Cómo es la persona que quiero ser?,¿Que cosas estoy dispuesto a hacer y cuáles no?…….Si, Las mismas preguntas que ya me hice una vez.
No siento que mi proyecto de vida haya fracasado, aunque ya no lo pueda llevar a cabo como esperaba. Solo siento que debo cambiar mis metas y Objetivos, que debo rediseñar mi plan de acción y para ello no puedo volver a confundir los aspectos o elementos que son y serán "Constantes" en mi vida con "Variables" que puedo o no controlar. Creo que debo aprender a ser mas flexible con mis desaciertos para aprender de ellos y transformar todas mis experiencias en nuevas herramientas que me brinden la oportunidad de reformular mi "Misión" personal y la "Visión" de mi mismo hacia el futuro.
Hoy veo que no se trata del amor o del desamor, ni del engaño o la soledad, ni de la distancia….ni mucho menos de ser un perdedor o un ganador. Se trata de mi y que lo que estoy dispuesto a ofrecerme como ser humano antes de pensar o interesarme en los demás. Sin ánimos de ser antisocial o desatento con las personas que me aprecian y me quieren, debo entender que yo soy y debo ser la persona mas importante para mi, porque de esa forma puedo entregarme integramente a las personas que amo y me aman.
Es como armar un rompe-cabezas y finalmente entender como al mismo tiempo puedo decirme a mi mismo que "Siempre he sido feliz" cuando siento un grán vacio en mi corazón.
Claro que he sido feliz y puedo seguirlo siendo en la medida que lo decida y trabaje en pro de ello para alcanzar mis objetivos y metas. Cierto que no necesito de nadie más para serlo, cuando solo basta que tome la decisión.
 
(No sé si otras personas pueden entender mi manera de representar con terminos de planificación o analisis empresarial lo que trato de expresar, pero para mi es un lenguaje muy claro…..y como he dicho antes solo trato de sacar lo que siento a través de mis reflexiones).
 
Hoy no siento que mi proyecto de vida haya fracasado. Solo veo que se mantiene en una etapa de mejora continua constante y que si para seguir adelante debo reformularlo completico…..pues lo haré.
Solo que está vez intentaré no confundir aquellas cosas que estan sujetas a cambio o que pueden cambiar el rumbo de mi vida (variables) con la ilusión del "para siempre" o el "Para toda la vida" (Constantes).
 
 
 
 

Lo volvi a hacer


No entiendo porque los seres humanos volvemos a cometer una y otra vez los mismos errores. A pesar de haber sufrido dolor por algo, siempre nos sentimos tentados y volvemos a hacer lo mismo.
Es impresionante lo predecible que somos. Creemos que tenemos todo bajo control, hacemos planes, definimos nuestros proyectos e incluso nos proponemos nuevos propositos al iniciar cada año y al final terminamos con una frustración grandisima por todas esas metas que no alcanzamos o dejamos a mitad de camino.
Uno cree que es un ser maduro, independiente capaz y a la hora de la chiquita sigue siendo un títere de las situaciones externas. Es cierto que esas situaciones del entorno solo afectan en 5% el resultado de las cosas. Es el resto, ese 95% que depende de nosotros y que se basa en nuestras reacciones y decisiones el que nos hace poner la torta.
Yo siempre creí que me había hecho yo solo, que las circunstancias las podía controlar a mi favor. Estuve equivocado. No porque no deba o pueda ser así, sino porque yo no lo supe hacer bien.
Por otro lado, he podido concluir que no soy el único. Puedo darme cuenta si lo reviso, que le pasa a todas las personas. No en vano, basta que tenga un sentimiendo intenso y prendas la radio o busques alguna canción al azar y te darás cuenta que como tú te sientes se han sentido infinidad de autores y sobre ese tema se han escrito infinidad de canciones, libros, películas, obras de teatro y pare usted de contar.
No somos los primeros en nada que tenga ver con los sentimientos humanos, ni vamos a ser los últimos. En las cosas sentimentales todo está escrito, solo cambia el entorno, la tecnología, la sociedad o el idioma. A la final todos reaccionamos igual.
Podemos ser el protagonista o el villano de una película y siempre hay una justificación humana para nuestros actos.
Si, a veces nos encontramos actuando como el protagonista gallardo y valiente, o como el gafo al que todo el mundo le hecha una vaina.
Incluso me he encontrado maquinado planes malevolos al mejor estilo del villano de Penelope G’Lamour. ¿Lo pueden creer? (Nunca me he atrevido a nada, en ese aspecto soy cobarde).
Basta que te encuentres en una situación límite para que reacciones de formas insospechadas. Tal vez puedas arrepentirte, lamentarte, criticarte o enorgullecerte.
El punto es que eres básico, predecible y sobre todo humano.
Si, ese humano que tropieza dos, tres y cuatro veces con la misma piedra para luego decirse: Upss…Lo volví a hacer.